«

»

Feb 20

Historia de la Avenida Bolívar de Maturín

Redacción e investigación: Edgar Rondón. Cronista de la Parroquia Alto de los Godos

 

Av. Bolívar y residencia militar

Este miércoles 23 de febrero 2011, se tiene previsto la reinauguración de la refacción de la primera etapa de la Avenida Bolívar de Maturín, por parte del señor Gobernador del estado Monagas, José Gregorio Briceño, el Alcalde del Municipio Maturín, Profesor José Vicente Maicavares y las autoridades municipales encabezada por la edil Yraida Josefina Gamardo, quienes le brindan al pueblo una majestuosa avenida que data desde 1950 en la gestión de Alirio Ugarte Pelayo, recobrando el esplendor de remozamiento de fachadas, portales y reforestación del pulmón vegetal de la principal artería vial de Maturín.

La ciudad de Maturín se viste de gala por la restauración de la otrora “alameda” donde niños, jóvenes y adultos disfrutaban de este espacio en la década del cincuenta, donde se dio paso a la recreación y construcción de arquitectura vistosas, rodeada de árboles caoba de gran significación para la conservación y protección del ambiente, dando majestuosa presencia a la ciudad capital que lo conecta con el desarrollo provisor del estado Monagas. En este tramo vial se establecieron hermosas edificaciones como el Liceo Sanz y su excelsa residencia estudiantil Armando Zuloaga Blanco, acompañada hoy por la plaza de las banderas, estatuas alegóricas a nuestros ancestros y un paseo recreacional, todo un esplendor y belleza como regalo a la ciudad de Maturín en sus 250 años de fundada, que le han dado valor patrimonial a esta importante avenida que nos interconecta en el mundo de lo ostentoso con plazas y monumentos históricos, en una rebosada casa de la cultura que es página abierta del acontecer de las costumbres y saberes monaguenses, protegida por una gigante catedral que choca con las canas del cielo.

ANTECEDENTES HISTÓRICOS DE LA AVENIDA BOLÍVAR

El tramo de la Avenida Bolívar desde la redoma Juana Ramírez la Avanzadora hasta el aeropuerto de Maturín, para 1948-49, era una pequeña calle asfaltada con el nombre del Teniente Luis del Valle García, en honor al piloto de aviación maturinés fallecido trágicamente el 8 de junio de 1942, en el sector de Borburata, Municipio Puerto Cabello, estado Carabobo, Venezuela. Al final de la avenida frente al parque la Guaricha, estaba un monolito de granito de aproximadamente  1.80 metro de altura, con la réplica de la hélice del avión.

El Doctor en Ciencias Política Alirio Ugarte Pelayo, asume la gobernación del estado Monagas el primero de octubre de 1949, juramentado por el Presidente de la Junta Militar de Gobierno en Venezuela T/Cnel. Carlos Delgado Chalbaud. Aquí en Maturín se residencia en la casa de Dionisio Núñez Beauperthuy, funcionario público por muchos años, desde la época de López Contreras, hasta la llegada del primer gobernador de la democracia en 1958; ejerció los cargos de Jefe Civil de Caripito y Maturín, Inspector de tránsito y Director de Administración del gobierno de Alirio Ugarte Pelayo, encargándose en varias ocasiones de la Secretaría General y la gobernación del estado Monagas, finalizando su jornada laboral como administrador de la Lotería de Oriente.

El Gobernador traslada a la calle paralela el nombre de Luis del Valle García y le asigna el de Avenida Bolívar, completando la principal arteria vial de Maturín, desde la plaza Piar hasta el aeropuerto, hoy inspectoría de tránsito. El tramo desde la redoma Juana Ramírez la Avanzadora hasta el aeropuerto que se reinaugura este 23 de febrero 2011, su confección queda igual con sus dos (02) canales y la isla con asientos de concreto, muy visitada por la familia en la década del 50, que por cierto, las personas que acudían con sus hijos e hijas a disfrutar de las tardes, le decían que iban a la “alameda”, que según el diccionario significa, paseo dentro de árboles de cualquier clase.

Los árboles fueron sembrados en la Avenida Bolívar el último domingo de mayo de 1951, Día del Árbol, celebrado con carácter de obligatoriedad en todas las escuelas del país por resolución del Ministerio de Educación, que por decreto del 29 de mayo de 1948, declaró al Araguaney Árbol Nacional y por ende Día del Árbol. La reforestación se hizo con Caobas pequeñas, y medianas hasta tres metros de altura aproximadamente a quienes les colocaron una orquídea y otros tipos de parásitas, que no llegaron a desarrollarse no sabemos el por qué.

La gobernación de Monagas contrató los servicios de un especialista, asignándole el cargo de Jardinero del estado que se ocupase del ornato de Maturín, la responsabilidad cayó en el señor Giusseppe Felipetti de origen italiano, recién llegado a Maturín de la emigración de la post guerra, quien a bordo de una camioneta Pickup de color verde claro, marca Studebaker, un ayudante y sus respectivas herramientas de trabajo, tijera grande de podar, una escalera y otros utensilios se encargaba del mantenimiento de los árboles de la ciudad de Maturín.

Después que se hizo la Avenida Bolívar, el gobernador construyó varias obras en ese tramo vial entre ellos; el liceo Miguel José Sanz, donde era profesor, ubicado entre la calle Mariño e Infantes, detrás del colegio República del Uruguay. Les ofreció a los estudiantes hacerle una sede nueva con su respectiva residencia para los que vivían fuera de Maturín. El liceo se empezó a construir en julio de 1951, por la contratista Weil y Vamos, conjuntamente con la residencia estudiantil con el nombre de Armando Zuloaga Blanco, que contaba con literas de dormir y mesas para el compartir, además le daban ticket a los estudiantes para que fuesen al comedor popular, estaba construida la residencia militar frente al liceo; desde la década del 80, a al lado se encuentra el actual Rotary Club Maturín y la Casa de la Cultura.

 

Residencia Estudiantil Armando Zuluaga Blanco

La primera manifestación estudiantil del liceo Miguel José Sanz en la Avenida Bolívar, según nos cuenta Dionisio Núñez Garantón, se hizo en ausencia del gobernador quien estaba es Caracas y vino expresamente desde la capital de la República a mediar el conflicto, trasladándose a pie desde el aeropuerto hasta el liceo para dialogar con los estudiantes y apaciguar el conflicto.

Las otras obras que se hicieron en esa administración, fue el Cuartel de Policía Horacio Ducharne, en honor al último revolucionario que se enfrentó al gobierno de Juan Vicente Gómez en el estado Monagas, en compañía de su lugarteniente Sixto Gil. Igualmente inició la construcción de la Escuela Vicente Salias y las instalaciones del Consejo Venezolano del Niño, culminando con su obra maestra la redoma Juana Ramírez la Avanzadora, quien tenía una fuente de agua que rozaba los pies de la heroína, no como está actualmente que la baña toda, con juegos de luces hacia la efigie, para esa época este monumento impactó a toda la sociedad monaguense.

El cuartel José Gregorio Monagas para 1950 estaba en funcionamiento, hoy es sede de la moderna Universidad Bolivariana de Venezuela, frente la redoma Juana Ramírez la Avanzadora. Para la época de 1983 donde quedaba la Unidad rectora de salud del estado Monagas, conocida como Sanidad y Asistencia Social, se colocó el Ecuestre del libertador frente la catedral con motivo del Bicentenario del nacimiento del Padre de la patria Simón Bolívar, luego trasladada a la UBV.

La mata de caucho que está al lado de la estación de servicios Bolívar, al final de la avenida, siempre ha existido desde la época de los cincuenta, como testigo del avance y desarrollo de la ciudad de Maturín.

Fuentes Bibliográfica

  • Fuentes Orales: Luis Bianchi, Salomé Peñalver y Dionisio Núñez Garantón
  • Archivo del estado Monagas

HIMNO AL ÁRBOL

Coro
Al árbol debemos solícito amor
jamás olvidemos que es obra de Dios. (Bis)

I
El Árbol da sombra, como el cielo fe
con flores alfombras su sólido pie
sus ramas frondosas aquí extenderá
y frutos y rosas a todos dará

II
Él es tan fecundo rico sin igual
que sin el mundo sería un erial
no tendría palacios el hombre ni hogar
ni aves los espacios ni velas el mar

III
Ni santuario digno para la oración
ni el augusto signo de la redención
no existirían flores ni incendio ni unción
ni suaves olores que ofrendar a Dios

Letra: Alfredo Pietri
Música: Miguel Ángel Granado

 

Poema de Rafael Zavala Martínez, Publicado en 1979.  En su libro ” Rumor de Torrenteras”

ANTE EL BRONCE DE JUANA RAMÍREZ

Destaca el bronce egregio su gallarda hermosura,

Y exalta el gesto bélico de su altivez gloriosa.

A veces a veo ninfa, la veo a veces diosa

Que de la fuente en iris emerge hacia la altura.

 

La regional riqueza, cría y agricultura,

Ríos, raza, petróleo, la circunda copiosa,

Y la lanza a los aires, vibrante y victoriosa,

Parece que señala rumbo a la edad futura.

 

“Resistió con Valor” esta ciudad, estoica

En la contienda épica. A golpe de martillo

Juana también el lema forjó en la fragua heroica.

 

Si un encuentro ciclópeo condensa una centella,

¡Cómo sería el engendro de heroína y Caudillo

Si es cierto que Bermúdez suspiraba por ella!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Ir a la barra de herramientas