«

»

Jul 28

Cementerios de Maturín y sus historias

Cementerio Mun. de Maturin

         La ciudad de Maturín en la actualidad 2015, según el último censo poblacional 2011 tiene 542.259 habitantes, representando una metrópolis con un desarrollo demográfico a la altura de las grandes ciudades del mundo; esto nos indica la necesidad de servicios que ha tenido en el trascurrir de los años, entre ellos se encuentran los cementerios, espacios de recuerdos imperecederos de familias, donde yacen sus difuntos con letanías de relatos que lo hacen interesantes, porque las necrópolis son sepulturas de personas que han estado vinculados al acontecer social, económico, religioso, o político de cualquier sociedad del mundo, donde cada persona dejó una historia por contar.

         El primer cementerio de Maturín era un camposanto muy precario, ubicado al otro lado del caño Orinoco aproximadamente a 500 metros del actual, desapareciendo producto del crecimiento urbanístico de la metrópoli, para dar paso al moderno cementerio del sector Periquera Padre Pedro Juan Luciani, conocido sacerdote que trabajó 23 años en el estado Monagas, en 1855 fue trasladado a Maturín, siendo uno de los promotores pro construcción de la iglesia San Simón; a pesar de que dicho templo funcionaba en una vivienda de bahareque fue construida y bendecida finalmente por el Presbítero Fremin Romero y González, el 28 de octubre de 1887.

         El tiempo que duró el Presbítero Pedro Juan Luciani en la antigua sede de la Iglesia San Simón, se ganó el aprecio de la feligresía hasta el día de su muerte el 4 de marzo 1884.

Cementerio de Periquera Padre Pedro Juan Luciani (Aperturado en 1880)

         El moderno y amplio camposanto Padre Pedro Juan Luciani, fue construido en 1880 por el gobernador del estado Maturín, General Santos Carrera, quien permaneció en la primera Magistratura estadal desde el 1° de agosto del año 80 hasta 1882. Entre sus obras emblemática está el cementerio del sector Periquera y la pesa de carne (matadero) que funcionaba donde está actualmente el colegio República del Uruguay.

cementerio viejo

         Muchas familias pudientes económicamente de Maturín, trasladaron sus difuntos en carretas haladas con caballos o mulas hacia el nuevo cementerio del sector Periquera por su vistosidad urbana, esto nos demuestra que hay sepulturas en el actual cementerio Padre Pedro Juan Luciani con descripciones antes de 1880. Ejemplo la del General Manuel de Isaba y Sucre, fallecido el 21 de noviembre 1868, destacado prócer de la Federación venezolana entre los años de 1859-1864, quien Comandó la columna de infantería que salió de Maturín a auxiliar el proceso revolucionario en Barcelona, e igualmente fue representante del estado Maturín a la Convención de Valencia. También se encuentra la tumba del epónimo del cementerio, trasladado de la Iglesia San Simón al camposanto en 1963.

         El cementerio Padre Pedro Juan Luciani tiene características de museo, por las obras de artes que han ofrecido familiares a sus difuntos, con lápidas de mármol y otros materiales dignos de cualquier confección artística. Entre los nombres y apellidos enterrados nos encontramos los siguientes: Nicolás Sanabria 1876 la más antigua, Helena Camino Izava, 1948; la del Negro Macario, conocido personaje popular de la ciudad capital; la del rey del galerón Benito Quiroz, general Bernardo Rousseau García 1917, Alejandro Rascanieri, maestra Paubla Bastardo; el Dr. Manuel Núñez Tovar; beisbolista de grandes ligas cubano venezolano Tata Solís; Agapito Cifuentes, destacado músico monaguense, y la del General Sixto Gil, uno de los últimos revolucionario que enfrentó al gobierno de Juan Vicente Gómez en Monagas en 1915, e igualmente tomó por Asalto la cárcel pública de Maturín y liberó una centena de presos del régimen gomecista.

 Cementerio Municipal de Maturín (Abierto en 1974)

         La nueva necrópolis fue diseñada final avenida Alirio Ugarte Pelayo, al norte de la ciudad. Cuando el cementerio tenia aproximadamente 60% de construcción. El 22 de diciembre de 1974, Maturín amaneció con la lamentaba notica de eco nacional e internacional, un avión de pasajeros se estrelló en los matorrales del sector Zamuro, población rural al este de la ciudad a 20 minutos de la capital monaguense.

cementerio municipal

         Las autoridades aeronáuticas, cuerpos bomberos de Maturín y Caripito, se trasladaban hacia el mencionado desastre, informados por residentes de la localidad Zamuro Adentro, fueron varios días de caos y noticias relacionadas con el lamentable accidente. Transcurrido 10 días del acontecimiento, el gobierno municipal decidió abrir una fosa común en la recién necrópolis que todavía no estaba terminado. Allí depositaron los restos de cadáveres previamente identificados con el ADN de las personas que viajaban en la mencionada nave.

         Este fue el inicio del nuevo camposanto en Maturín, años después se aperturó la construcción de fosas en el actual cementerio Municipal que en la actualidad 2015, tiene más de 45.400 personas enterradas, cuenta con hornos crematorio. Se tienen proyectado una capilla velatorio, construcción Nichos, ampliación de su capacidad a que, solo cuenta con una hectárea de terreno disponible, o sea 10.000 metros cuadrados, e igualmente se aspira la construcción de otro cementerio.

         El Municipio Maturín tiene un total de 32 cementerios distribuido en sus 10 parroquias, pero el más popular es el de San Vicente, antigua población llamado Guacharaca, porque allí está enterrada la heroína Juana Ramírez la Avanzadora, quien murió de 66 años en 1856.

Cementerio Parque Metropolitano. Inicia servicios el 2012

         Este espacio de última morada es privado, promovido y construido por el grupo empresarial Vallés, con experiencia en el ramo a nivel nacional. El camposanto está ubicado al Norte de la ciudad de Maturín en el sector Costo Abajo. El lunes 13 de febrero 2012, en el cementerio Parque Metropolitano de Maturín, se le da cristiana sepultura al joven Daniel Astudillo de 32 años de edad, convirtiéndose en la primera persona sembrada en esta necrópolis.

Cementerio Metropolitano

         El acto religioso lo presidió el sacerdote católico Jacinto Robles, Párroco de la Iglesia Boquerón; la emotiva asistencia contó con familiares y amigos del joven ingeniero Daniel Astudillo, quien en vida se desempeñaba como trabajador de una importante empresa de energía y petróleo que opera en el estado Monagas.

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Ir a la barra de herramientas