«

»

Sep 16

Última etapa militar de José Félix Ribas en Maturín

Perdida la 5ta Batalla Heroica de Maturín, los principales protagonistas huyen despavoridos con sus seguidores, incluyendo familias enteras que vivieron en esta localidad, salen a protegerse a los montes y otras guaridas que los resguarden de la acción vil de los godos realistas, que masacraron, acribillaron, y degollaron a los residentes de la Sultana del Guarapiche. Algunos se refugian en los bosques del Buen Pastor, otros siguen las extensas sabanas del Hervedero que al final de su horizonte conduce a caño Colorado y a caño Francés, muchos orientan su rumbo hacia Punceres, comunidad indígena de importancia colonia; José Francisco Bermúdez escapa con algunos jinetes en dirección a la población del Tigre, otras familias emigran hacia las costas de Sucre rumbo a las Antillas.

 En cuanto al líder de la Batalla de La Victoria del 12 de febrero de 1814 en el hoy estado Aragua, el General, José Félix Ribas extiende su salida junto a 18 oficiales tomando la ruta de Caracas, vía al centro del poder político en Venezuela, para encontrarse con Rafael Urdaneta en la población de Barquisimeto, según la versión de Baralt y Díaz. Al llegar a los montes de Tamanaco cerca de Valle de la Pascua, José Félix Ribas, quiso reposar su larga jornada de guerra en Maturín, y su esclavo fue al pueblo en busca de algunas provisiones, siendo apresado por las autoridades españolas, a quien lo acosaron bajo presión con un grupo de soldados realistas, casi cercano al héroe republicano. Igualmente Eduardo Blanco señala que el bravo paladín de Maturín, fue colgado en un paloa media legua de Tucupido en el camino real; la cabeza frita en aceite y puesta en ella, por escarnio el gorro frigio “que usara siempre como emblema de la libertad”, la encerraron en una jaula de hierro; y hubo prisa en enviarla a Caracas, en cuya plaza mayor se colocó en una horca levantada al efecto para tamaña afrenta; y luego, aquel augusto despojo que impíamente negaron a la tierra, lo mantuvieron suspenso, durante muchos años en la llamada Puerta de Caracas, a la salida del antiguo camino de La Guaira, proclamando con ello toda la importancia que daban a aquel muerto y todo el odio que los abrasaba la venganza. Pp. 214-215

 Los ciudadanos venezolanos y principalmente las nuevas generaciones de compatriotas, deben entender que el nacimiento de la nación como República a partir del 19 de abril de 1810, fue de alto costo para hombres y mujeres que creyeron que era posible abrir las ventanas y la puerta de la libertad de los pueblos. En el curso de los años trascurridos de la revolución independentista entre 1810 y 1821, los más trágicos y sangrientos fueron los de 1813 y 1814, porque allí ocurrieron los grandes enfrentamientos de guerra, y por eso sostenemos con mucho orgullo que el estado Monagas, realizó un gran papel de primera línea para alcanzar los laureles de la autodeterminación de los pueblos; con esto reafirmamos que los patriotas republicanos, demostraron su gran fortaleza en estas cinco acciones heroicas que defendieron la soberanía de Maturín, como pueblo invicto de connotada repercusión en los fastos históricos del Oriente venezolano, siendo su rol trascendental en las páginas de la historia nacional.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Ir a la barra de herramientas